September 21 2014, 12:01 AM Por: Óscar Domínguez G.

Lo nuestro fue devastador, para mí un tsunami platónico... porque nunca supo de mi amor.
Otros amores eran tan fugaces como un bolero de Los Romanceros o de Gómez y Villegas, o tan prolongados como un viaje en tren
A riesgo de parecer engreído, pero amparado en la impunidad que brinda el día dedicado al amor debo confesar que a mí la plata me la dieron en mujeres. Por ello decidí revelar solo "parte" de mi prontuario erótico en el entendido de que la envidia es mejor provocarla que sentirla:
Gloria: Tendríamos doce años y compartíamos barrio Aranjuez, en Medellín, donde me enamoré de sus trenzas, de su piel y de sus pecas que hacían de su rostro un cielo estrellado, como se les dice a las pecosas para indemnizarlas. Yo le llevaba tres meses y dos sueños eróticos de edad. Ella me abochornaba con sus ojos perturbadores. Lo nuestro fue devastador, para mí un tsunami platónico... porque nunca supo de mi amor. Tampoco se enteró de que cuando no me determinaba en la calle me volvía ateo. Si no me volví anoréxico es porque entonces "eso" no se usaba. En todo caso, no comía: "Comida se le da, ganas no", me decía mi madre. Como no podía viajar a Estados Unidos a hacerme operar de su desamor, me alivié cuando nos fuimos a vivir a ochenta cuadras "luz" de su desdén.
Con Kristy, mi primera novia (un nuevo amor siempre es el primero, dicen), cometí el único verso de que he sido incapaz. El verso fue tan malo que perdí a mi amada y las musas huyeron despavoridas. A espaldas de las hermanas de la Presentación, nos enviábamos tímidas cartas de amor en un libro de taquigrafía Gregg simplificada que conservo a un suspiro de mi computador. Por supuesto, en taquigrafía sólo aprendimos a escribir: Te quiero. Cuando sus padres estaban cerca, vigilándonos, ella, aprendiz de pianista, jugaba al braille con las teclas intentando Para Elisa, de Beethoven. (A "Para Elisa" la utilizan desde siempre para anunciar paletas en la calle. Nadie sabe para quién trabaja, señor Beethoven). Otras veces pagaba los platos rotos algún nocturno de Chopin. Cuando nos quedábamos solos, nos desquitábamos oyendo boleros de Orlando Contreras o de Los Panchos. "Te querré, Kristy, morirás amada", decía el estribillo de mi poema. Pero ella quería vivir de amor, no morir. Lo supe 40 años después del lapsus. Una vez me enterró en vida con una carta enviada décadas después. La esquela, redactada en frágil letra Palmer, empezaba así: "Oscar, mi querido ex amigo..." Mi corazón quedó pagando escondederos a peso de por vida.
Leticia: La conocí cerca del parque de Belén. Le gustaban las muñecas y el croché, a mí los balones, quebrar bombillos y viajar en zancos. Nos separamos por incompatibilidad de juguetes.
Su nombre no era Margot, no llevaba boina azul y en su pecho tampoco colgaba una cruz. Pero me demostró que uno se puede ennoviar de una sonrisa y de una mirada.
Fita no conseguía novios. Nos coleccionaba. Éramos pañuelos desechables en su corazón siempre enemigo personal de la monotonía.
Ángela tenía un corte de pelo cola de pato que me sacaba el aire. Nos "encontrábamos" en los Rosarios de Aurora en la Iglesia de La Magnolia, en Envigado. Nunca fui capaz de desatar palabra en jurisdicción de sus caderas. Jamás me dio ni la hora de la semana pasada. Me provocaba darle un beso donde decía: "de nuestros enemigos", según había leído en un poema.
Una tarde, Beatriz y yo, sin proponérnoslo, nos dimos a la tarea de perder la virginidad. Discrepamos sobre la forma como iba el agua al molino sexual. Yo insistía en que el asunto se consumaba por la "evidente" y céntrica vía del ombligo. Ella tenía información privilegiada distinta. "¿Entonces vas a saber más que yo?"" le pregunté desde el penthouse de mi prepotencia. Salí por la puerta de atrás de su vida. Las mujeres no los resisten más ingenuos que ellas, fue la lección con la que me le enfrenté después a la vida.
Lupe volvía hilachas corazones en las faldas de Robledo. Era mayor siete novios que yo. A sus espaldas, le dedicaba mis mejores suspiros. Y las canciones que ponían en el piano (traganíquel) de la cantina de la esquina. Como todavía no hay traducción al español del esperanto de los suspiros de un aprendiz de amante, tampoco supo que me hacía subir por las paredes de mis ganas.
María Eugenia, de La América, no volvió a salir conmigo desde cuando le agarré la mano una noche en que dos estrellas currucutiaban en el cielo. Le dio miedo quedar embarazada si nos tomábamos de las falanges.
Gloria C., mi "otra" primera novia, nos daba casquillo a los muchachos del barrio Belén. Tenía sonrisa, mirada y caminado de mujer fatal. Su séquito de admiradores no sabíamos qué era una mujer fatal. Ella tampoco. Nos enamoraba con el misterio que sabía crear a su alrededor. La mirábamos con la ternura del perrito de la Víctor. Ella nos miraba con curiosidad de paleontóloga. Aun así, viéndola, nos provocaba creer en Dios, siguiendo el verso de Géraldy. Todos nos proclamábamos novios suyos... pero donde ella no se diera cuenta. Habríamos sido capaces con su amor, pero no habríamos resistido que nos rectificara en público. Nos faltó ropita, audacia y desodorante para enamorarla.
Marcela, de Laureles, se me quedó grabada en la nariz por el perfume Caron (q.e.p.d., el perfume, no ella) que usaba, hurtado a su hermana mayor, así como yo aparecía con las camisas de mi hermano y sus gafas Ray Ban. Cuando me parece encontrar su perfume en la calle, en otra anatomía, sigo el hilo de esa Ariadna paisa y le pido papeles a su propietaria a ver si me reencuentro con aquella delgada metáfora de tacón bajito y ojos color miel, según mi daltonismo.
Con Mariú, del Barrio Lleras, en El Poblado, sólo nos veíamos los domingos de siete a ocho de la noche. Con su madre, escuchábamos por radio la Hora Católica. Imposible imaginar mejor "ménage à trois". El nuestro fue un romance teológico con el fondo de la voz melancólica del padre Fernando Gómez. "Nos separamos como dos extraños cuando toda la sangre nos unía". Años después nos vimos en el cruce de una calle bogotana. Nos sorprendió tanto vernos tantos años después que nos "ninguniamos" el uno al otro después de repasar las huellas del tiempo en nuestros rostros. Supe que me vio. Supo que la vi. Extraño réquiem para un amor que también era eterno. Mientras duró.
Luz Helena, Luzhache, para su entorno de íntimos menores de diez años. La sardina de Buenos Aires vendía besos a través de la ventana de su casa a la piernipeludocracia de la cuadra. Solo ahora desearía encabezar la lista Forbes de millonarios para gastarme 40 mil millones de dólares en sus besos, con boca y todo.
Otros amores eran tan fugaces como un bolero de Los Romanceros o de Gómez y Villegas, o tan prolongados como un viaje en tren. Como Martica que era mi compañera de fórmula para pasar juntos el túnel de la Quiebra. En el trayecto, aprovechando el silencio de luz que siempre generan los túneles por definición, hablábamos el esperanto del amor con las manos.
Con este currículo sentimental que no envidiaría un cartujo, es mucha gracia que respire, que no se me haya olvidado caminar y que haya quedado tan biencasado con Gloria Luz con quien empezamos a "perseguir el sol" hace 45, cuando nos conocimos en plena Avenida Junín, de Medellín. Este día me dio fiebre a 40 y no tengo ningún interés en que se me quite...


September 21 2014, 12:01 AM Por: Rodolfo Casparius

El cambio climático se da en todo el mundo con diferentes características.
Es hora de que los países tomen el cambio climático como algo serio
Definitivamente el clima ha cambiado. Las discusiones que siguen al rojo vivo deberían estar enfocadas al análisis de las causas del cambio y no a este especificvamente. En los muchos años que tengo he podido vivir el cambio que muchos niegan que exista.
Recuerdo que de niño las estaciones estaban muy marcadas, cuando menos en México, en la primavera no llovía y hacía calor. En el verano refrescaba porque llovía todas las tardes, en el otoño llovía ocasionalmente y en el invierno no llovía, excepto cuando pegaba un "norte" en las costas del Golfo, y hacia frío, cuando menos hasta que el sol estaba en su zénit y calentaba el ambiente.
En la actualidad todo esto está alterado. En México se sufren inmensas granizadas, cae agua de lluvia en cualquier momento. Y lo que antes nunca sucedía, pegan huracanes uno tras otro en la costa del Pacifico, mientras que este año en el Golfo han sido solo lluvias tropicales. Esto es tan solo un ejemplo del cambio climático que se da en todo el mundo con diferentes características.
Recuerdo que los hoteleros de Acapulco anunciaban como lema : "Si no hay sol, no paga'. Ellos en esa época estaban tan seguros del buen tiempo, lo que ahora sería imposible de garantizarlo .
Asistí hace algunos años a unas pláticas en la Universidad George Washington en la que se expuso que los gases que emiten los automóviles y las fábricas crean una capa, por delgada que sea, que altera la relación de los rayos del sol con la tierra. Eso mismo puede causar fríos extremos como impedir que el calor se disipe. Basta que haya uno o dos grados de aumento en la temperatura del agua del mar para que veamos los desastres de este año en el Pacífico, en que no solo fueron destrozados los estados de Oaxaca, Guerrero y Sinaloa, sino en especial Baja California Sur. Al mismo tiempo, hubo un enorme tifón que azotó las costas de China, dejando a cientos de miles sin hogar y sin luz.
Es hora de que los países tomen el cambio climático como algo serio y que establezcan estrictos protocolos para que nuestros hijos y nietos puedan sobrevivir.
El costo y la inseguridad en la vida no debería ir creciendo, aunque no veo como pueda reducirse si los grandes países contaminadores como los Estados Unidos y China no toman medidas restrictivas y encabezan un movimiento drástico de reducción de contaminantes de la atmosfera.
El problema es que no se ha separado adecuadamente la parte científica del fenómeno de la parte política, como si el clima fuera regido por Republicanos y Demócratas. Dejemos que los científicos sean los que hagan las recomendaciones que tenemos que seguir para sobrevivir.


September 20 2014, 12:01 AM Por: Rubén Navarrette

Las corporaciones quieren una tajada de los miles de millones de dólares que se calcula que gastan los hispanos.
Hay unos 54 millones de hispanos en Estados Unidos, lo que representa un 17% de la población estadounidense
El Mes de la Herencia Hispana es el momento del año en que las corporaciones, las instituciones y universidades hacen una pausa para mostrar lo importante que son los hispanos. Entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre, organizan almuerzos, tocan música y sirven tortillas con salsa en mesas decoradas en rojo, blanco y verde —los colores de la bandera mexicana.
Qué triste es que, este año, la celebración ocurra cuando ambos partidos políticos han recordado a los hispanos que, después de todo, no son tan importantes.
En primer lugar, toda la idea del Mes de la Herencia Hispana debe ser modificada. "Hispano" no significa sólo mexicano. Hay unos 54 millones de hispanos en Estados Unidos, lo que representa un 17% de la población estadounidense. Unos dos tercios son mexicanos o mexicano-americanos. En el tercio final, encontramos puertorriqueños, cubano-americanos, dominicano-americanos y gente de otros orígenes.
Al menos los motivos detrás de la celebración son claros. Las corporaciones quieren una tajada de los miles de millones de dólares que se calcula que gastan los hispanos todos los años. Las universidades, ansiosas por producir los líderes del futuro, deben comenzar por reconocer la composición actual de la población de Estados Unidos.
Lo que comenzó como una mirada hacia el pasado —una apreciación de la "herencia" de un grupo de estadounidenses— se convirtió en una mirada hacia delante, para ver lo que el futuro guarda para la mayor minoría de Estados Unidos.
¿Cómo comenzó todo? La experiencia hispana en los Estados Unidos se define por el crecimiento. La población crece constantemente, y con ella su poder adquisitivo. Qué apropiado que la Semana de la Herencia Hispana, que el presidente Lyndon Johnson proclamara en 1988, fuera alargada por el presidente Ronald Reagan para abarcar un período de 30 días. Esos hispanos. Les das una semana y se toman un mes.
En los últimos 25 años, los partidos políticos aceptaron la charada de convencer a los hispanos —debido a su número— de que eran especiales e importantes. La Casa Blanca generalmente tiene una recepción. Más tortillas con salsa.
Este año es diferente. Resulta que los hispanos votan según un único tema, y ese tema es el respeto. Si se nos niega eso, no prestaremos atención a los demás asuntos. Es de sentido común.
Como los manipuladores de ambos partidos les dirán, a los hispanos les importan otros temas aparte de la inmigración; los puestos de trabajo, la educación, la economía la asistencia médica encabezan la lista. Pero el asunto de la inmigración es como un volcán que entra en erupción cada tanto. Y cuando empieza a correr la lava, muchos hispanos mueven el tema hacia arriba en la lista.
No miren, pero la lava está corriendo. Los republicanos de la Cámara insultaron a los hispanos cuando se negaron a considerar la propuesta de inmigración del Senado, mientras fingían que querían aprobar algún tipo de reforma. Después, el presidente Obama nos insultó otra vez, cuando prometió adoptar una acción ejecutiva para fines del verano, pero se echó atrás fingiendo que acababa de descubrir las consecuencias políticas.
¿En serio? Esta Casa Banca se alimenta y respira política. Obama y sus asesores han sabido durante meses que establecer algún tipo de reforma ejecutiva, antes de noviembre, que permita a los inmigrantes permanecer en Estados Unidos pondría en peligro la reelección de media docena de demócratas del Senado que representan estados rojos. Sospecho que nunca fue intención de Obama apretar el gatillo antes de las elecciones. Sólo quiso engañar a los electores hispanos para que pensaran que él lo haría, y fueran, así, a votar.
Es lamentable. Con esta Casa Blanca, el énfasis siempre se coloca en lo que los hispanos pueden hacer para ellos, y nunca sobre cumplir las promesas de hacer algo para los hispanos.
No es de sorprender que los "soñadores" —esos jóvenes inmigrantes indocumentados a quienes se otorgaron permisos de trabajo y que ahora quieren lo mismo para sus padres— viajen por el país con un nuevo tipo de política de guerrilla. Están acorralando a futuros candidatos presidenciales para 2016, como Hillary Clinton y Rand Paul, en estados como Iowa y tratando de obligarlos a expresar su posición sobre la promesa que Obama quebró y sobre lo que ellos harían para encarar el problema de la inmigración. Graban los encuentros en video y los ponen en YouTube. Al menos para este grupo, los días en que los hispanos apoyaban ciegamente a los demócratas porque desprecian a los republicanos se han acabado.
Qué fantástica manera de celebrar el Mes de la Herencia Hispana. En lugar de concentrarnos en comercializar productos, deberíamos concentrarnos en vender a los hispanos el valor de la independencia y de defendernos a nosotros mismos. En política, hay que saber lo que uno vale, de lo contrario, siempre darán menos por uno.
Las tortillas con salsa no satisfacen demasiado cuando lo que uno realmente desea es dignidad y respeto.


September 20 2014, 12:01 AM Por: Raúl Benoit

Manifestantes apoyan en Caracas al líder opositor Leopoldo López quien continúa detenido desde hace seis meses.
Se entiende el agotamiento y el desespero de muchos venezolanos por hallar apoyo de la comunidad internacional
Fueron traicionados o son ingenuos o tal vez la fogosidad de la juventud los llevó a creer que aliándose con grupos de la derecha colombiana, obtendrían herramientas para luchar contra el régimen venezolano.
Lorent Gómez Saleh y Gabriel Valle, que decían representar a una ONG llamada Operación Libertad resultaron ser más que solo fundadores de ese grupo. Eran parte de una fachada diplomática y de Derechos Humanos, que pretendía conseguir la solidaridad internacional y dinero. Planeaban de manera encubierta formar un grupo de idealistas en su país, auspiciado por militares colombianos que les daban adiestramiento para organizar esa fuerza insurrecta.
Por coincidencia o no, tenían una estrecha relación con algunos uribistas y con el propio Álvaro Uribe, a quien muchos acusan de patrocinar y apoyar en el pasado a las Autodefensas Unidas de Colombia. Precisamente, esta semana, en un debate en la Comisión Segunda del Senado, algunos parlamentarios presentaron una larga lista de pruebas en relación con las conexiones de Uribe, en el pasado, con narcotraficantes y grupos ilegales de derecha.
Es alarmante que un par de extranjeros hayan engañado a ciertos colombianos haciéndose pasar por luchadores de los Derechos Humanos. Aunque estoy casi convencido que a Uribe no lo engañaron; es posible que sabía del plan, lo cual tendrán que indagar las autoridades.
Se entiende el agotamiento y el desespero de muchos venezolanos por hallar apoyo de la comunidad internacional, que parece haberles dado la espalda en estos tiempos aciagos.
La crisis que vive ese país suramericano ha llevado a muchos jóvenes a defenderlo de una forma ofensiva, bien sea en protestas callejeras, huelgas de hambre o enfrentando a los comandos bolivarianos fanáticos del chavismo. Ellos consideran que es la mejor opción para acabar con la injusticia.
Lo irónico es que, en contra de todos los consejos equilibrados, democráticos y de derechos civiles y humanos, muchos creen que la rebeldía popular es la alternativa para derrocar al gobierno socialista venezolano.
Lo que demuestra es que hay una creciente inconformidad entre la juventud que teme por su futuro y que está agotada de la retórica de los políticos tradicionales que han dejado de actuar como verdaderos opositores, posiblemente porque temen correr la misma suerte de Leopoldo López de ser encarcelados por el régimen.
Pase lo que pase en Venezuela, Colombia no puede encubrir acciones militares, ni financiar, ni asesorar a grupos belicosos, porque sería ir en contra de las doctrinas de la república y admitir que la lucha armada es el camino correcto. Es importante recordar lo que dijo Martin Luther King que "La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve", aunque Jean Paul Sartre creía que "La violencia es injusta según de dónde viene".
A pesar del engaño de los jóvenes venezolanos, estoy en desacuerdo con que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos los haya expatriado a su país. Santos tuvo que haber pensado en el riesgo que corren en una nación polarizada y donde los seguidores del chavismo toman la ley en sus propias manos, mientras el Estado mira para otro lado.


September 19 2014, 6:12 PM Por: Julie López

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (c-i) y la vicepresidenta Roxana Baldetti (c-d) durante un acto por el 193 aniversario del Día de la Independencia.
¿Quién lo diría? Parece que es cierto. En Guatemala, los muertos sí acarrean basura
En Guatemala, uno de tantas frases populares dice así: “Aquí se ven muertos acarrear basura”. Pero es que, si en algunas elecciones hasta han votado (los vivos usan identidades de personas fallecidas para votar más de una vez), ¿por qué no van a acarrear basura? Y ya que tocamos el tema, ¿por qué el gobierno no nombraría a un ex futbolista como ministro de Cultura y Deportes? No extraña en un país donde este año autorizaron el uso de los jardines del Teatro Nacional de la Cultura para un evento de motocross en duro.

Menos puede sorprender que la Vicepresidenta Roxana Baldetti responda a una nota periodística del matutino El Periódico “antes” que fuera publicada (una nota acerca de una de sus mansiones). Bueno, afuera del país hubo quienes sí se sorprendieron, como The New York Times, que hasta publicó una nota de ello. Baldetti dijo que le enviaron anónimamente la nota, en un sobre cerrado. ¿Quién habría sido el buena gente? Independientemente de que haya un espía en el diario, o que algún empleado inconforme decidió quedar bien con el gobierno, queda en evidencia la escasez de sentido común en la reacción de la vicemandataria.

Pero Baldetti dice que respeta la libertad de prensa. ¿Se le cree después que sus guardaespaldas propinaron sendos manotazos a un periodista que pretendía entrevistar a la funcionaria y a un fotógrafo que pretendía fotografiarla en un evento público esta semana? ¿Es casualidad que ambos trabajan para El Periódico?

El 18 de septiembre el medio digital guatemalteco Prensa Comunitaria denunció la detención ilegal de la periodista Norma Sansir, a manos de la Policía Nacional Civil. ¿Su delito? Filmar cuando policías disolvían violentamente una manifestación pacífica para exigir mejoras sociales en el oriente del país. Tristemente, esto no es lo peor que le ocurre a los periodistas en Guatemala (o en el resto del triángulo norte centroamericano).

En febrero de 2014, Baldetti y el Presidente Otto Pérez Molina, se comprometieron ante miembros de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que visitaron Guatemala a respetar la libertad de prensa. Eso, después que ambos entablaron demandas absurdas contra el presidente de El Periódico, José Rubén Zamora. Hoy queda claro que hablaban de diente a labio. Y sus acciones sin coherencia son más elocuentes que cuanto dijeron para quitarse a la SIP de encima. Pero, otra vez, no sorprende.

En 1993, cuando el entonces Presidente Jorge Serrano Elías quiso hacer una mala copia del Fujimorazo peruano, y suspendió garantías constitucionales, el mandatario salió por la tercera cuerda por clamor popular, empresarial y militar—Pérez Molina incluido (para entonces, director de Inteligencia Militar).

En esa época, Baldetti (supuestamente, sobrina de Serrano) era la censora oficial de la prensa (desde su puesto como encargada de comunicación del Ejecutivo). Y, ¿qué hizo Pérez Molina recién derrocado Serrano? Acusó a Baldetti de robar un equipo de televisión del gobierno antes de ser forzada afuera del cargo.

Cuando un periodista le preguntó a Pérez Molina acerca de esa acusación, en las elecciones presidenciales de 2007, el entonces presidenciable le urgió a guardar silencio. Le pidió, casi de favor, no hablar más “de eso”. En esa época, Baldetti ya era su compañera de fórmula política. Y ahora, co-gobiernan. ¿Qué tal?

¿Quién lo diría? Parece que es cierto. En Guatemala, los muertos sí acarrean basura. El problema es que al estar parados en medio de cosas que apestan, Pérez Molina y Baldetti no se dan cuenta. El resto de Guatemala, mientras tanto, comienza a perder o ya perdió la capacidad para sorprenderse.


September 19 2014, 12:01 AM Por: Humberto Caspa

En términos políticos, Iowa es mucho más importante que el "golden state", particularmente en las elecciones venideras de noviembre.
Iowa es uno de los estados que puede revertir el dominio de los Demócratas en el Senado
Tenemos una forma única de elegir a nuestros gobernantes. A diferencia de otros países, en Estados Unidos el voto popular no determina al ganador en las elecciones presidenciales.
O puede ocurrir que algunos estados, a pesar de ser pequeños, no solamente deciden al ganador de una contienda presidencial, sino que pueden tener la capacidad de afectar las relaciones de poder dentro de la Cámara de Representantes y/o del Senado.
Comparemos a los estados de Iowa y California. El primero es uno de los estados más pequeños, con apenas 3 millones de habitantes. El segundo es el estado más poblado, con más de 38 millones de almas, muchos de ellos latinas.
California tiene un Producto Interno Bruto (PIB) de más de 2,000,000 millones de dólares. Si California fuera un país separado e independiente, entonces estaríamos hablando de la octava economía más poderosa del mundo.
Por su parte, Iowa es uno de los estados que se encuentra un poco más arriba de la mitad de los demás estados en términos de sus ingresos económicos. Alrededor de $116,000 millones anuales.
Empero, en términos políticos, Iowa es mucho más importante que el "golden state", particularmente en las elecciones venideras de noviembre.
California tiene 53 representantes en la Cámara de Representantes y otros dos en el Senado. En elecciones presidenciales o de senadores es casi seguro que los Demócratas ganan porque la mayoría de su electorado tiene principios progresistas. Las senadoras demócratas Diane Feinstein y Barbara Boxer han estado ganando elecciones desde que Bill Clinton subió al poder por primera vez en 1992.
Mientras que en Iowa sucede lo contrario. Es uno de los estados más inciertos políticamente y puede ser el que determine al ganador por la batuta del Congreso. El senador demócrata Tom Harkin se retiró y dejó su puesto vacante. Los republicanos están festejando su retiro con bombos y platillos, pensando que su puesto va a ser arrebatado por una correligionaria suya.
Bruce Braley, candidato Demócrata, y la Republicana Joni Ernst están puño a puño en la tarima política. El resultado no se sabrá hasta que se haya contado el último voto del electorado local. Antes de eso, es muy difícil saber quién va a ser el ganador.
En tal sentido, Iowa es uno de los estados que puede revertir el dominio de los Demócratas en el Senado. Si los Republicanos logran acertar una victoria, estarían prestos a darle un dolor de cabeza a Obama, cuyo dolor duraría los dos años restantes de su mandato presidencial.
Si ahora es muy difícil legislar proyectos de ley en un Congreso dividido, con un dominio de los republicanos en el Senado y en Cámara de Representantes, los latinos tendríamos que esperar hasta las elecciones de 2016 para que los políticos nuevamente consideren la aprobación de una ley integral migratoria


September 19 2014, 12:01 AM Por: Elvira Arellano

Latinos de todo el país se están enfocando en reclamarles a los demócratas su falta de acción.
Cuando los líderes del partido demócrata insistieron en postergar la acción ejecutiva hasta después de la elección, Obama tuvo que aceptarlo
Desde que empecé a conocer las historias bíblicas, ha habido una cosa que me ha causado inquietud. Es la historia de los israelitas y su lucha por su liberación de la esclavitud en Egipto. ¿Por qué dice que, después de que el faraón consideró liberar a los israelitas, "Dios endureció el corazón del faraón"?
Tal parece nuestra lucha para mantener unificadas a nuestras familias y parar las deportaciones: Luchamos hasta casi alcanzar nuestra meta, y luego "Dios endurece el corazón del faraón".
Cuando el presidente Obama prometió utilizar su autoridad para otorgar la legalización a los indocumentados de los soñadores y de ciudadanos estadounidenses "para el fin del verano", nos animó.
Siempre hemos creído que sería necesario desmantelar este sistema injusto por medio de una orden ejecutiva antes de que fuera posible lograr una solución legislativa, en la misma manera en que el presidente Lincoln tuvo que proclamar la emancipación de los esclavos antes de que la nación pudiera conseguir una enmienda a la constitución para prohibir la esclavitud.
Pero el verano vino y se fue, y el presidente ha demorado su declaración ejecutiva hasta después de las elecciones. Vean: igual que el pueblo israelita era preso de Egipto, el mismo faraón también era un preso. Nosotros somos presos de la ley rota y del sistema de mano de obra indocumentada, pero Obama también es preso de su propio partido. Cuando los líderes del partido demócrata insistieron en postergar la acción ejecutiva hasta después de la elección, Obama tuvo que aceptarlo.
Me acuerdo también cuando Moisés al principio regresó a su pueblo, y ellos habían perdido su fe en su dios y en quienes eran. Durante el proceso de su liberación, durante las 7 pestes en las cuales Dios los protegió, su fe se restauraba poco a poco.
Como nosotros hemos luchado, también hemos aprendido mucho. ¡Qué lindo es ver a nuestros "soñadores", junto con los niños ciudadanos de padres indocumentados, luchando para sus familias, para su pueblo! Cuando te amenaza la deportación, como me sucedió a mí, piensas en tu propia situación, en lo que vas a perder. Pero todos juntos hemos aprendido luchar a favor de todo nuestro pueblo.
Durante todas las ocasiones en que "Dios endureció el corazón del pueblo" hemos podido fortalecernos y unirnos. Démonos cuenta que Dios tiene una meta para nosotros, y por habernos colocado en este país. Estamos aquí para ser un componente de una nueva mayoría que va a traer justicia.
Y no se olviden que al final Dios dividió las aguas y su pueblo elegido pudo marchar adelante a su liberación. Vendrá nuestro momento, y pronto.


September 18 2014, 1:00 AM Por: Guillermo Martínez

Hillary Clinton admitió que continúa pensando si será candidata la presidencia en las elecciones presidenciales del 2016.
Clinton juega con la prensa y dice que está pensando si se va a postular o no, pero todo indica que quiere ser presidente
Espero que entiendan las razones por las cuales hoy me aparto de los temas de los cuales escribo con regularidad. Lo hago por mi madre, quien fuera una de las primeras feministas en Cuba y por otra persona en la familia que es fanática de Hillary Clinton.
Mi mamá falleció cuando yo tenía 14 años, pero su feminismo siempre ha sido parte de mi filosofía política.
Por eso es que me llama la atención la posible candidatura de la ex primera dama y senadora por el estado de Nueva York a la nominación del Partido Demócrata en las elecciones presidenciales del 2016.
Clinton juega con la prensa y dice que está pensando si se va a postular o no, pero todo indica que quiere ser presidente. En concreto ha dicho que tomará una decisión a principios del año entrante. Lo que pasa, sin embargo es que Clinton ocupa un espacio político tan grande que no hay lugar para que ningún otro demócrata diga que también aspira a la presidencia.
La ex Secretaria de Estado ha sido sabia en apartarse con cuidado de las posiciones en política exterior del Presidente Barack Obama. La popularidad del Presidente está por el suelo y Republicanos, Demócratas e independientes critican abiertamente la falta de una política exterior coherente.
La única persona que ha criticado a Clinton es el Senador Bernie Sanders (I-VT) quien vota como Demócrata en el Senado. Sanders quien se jacta de tener ideas socialistas dice que Clinton y el Partido Demócrata han abandonado a la clase media de este país; que se preocupan más por los más ricos y los grandes consorcios de Wall Street.
Dijo en una entrevista el domingo que él también estaba pensando aspirar a la presidencia en el 2016. Explicó que no sabía si lo haría como independiente o como Demócrata. Como Demócrata pierde fácil. Pero si logra colocar su nombre en las boletas de los 50 estados, su candidatura puede hacerle daño a Clinton.
Clinton todavía tiene que desarrollar sus posiciones en temas domésticos y a la vez probar que aunque ella es de las que tiene una posición fuerte en política exterior, ésta no llevaría a Estados Unidos a una nueva guerra al menos que no le quede otro remedio.
Este año Clinton y su esposo van a ayudar a candidatos Demócratas en peligro de perder sus escaños en las elecciones parciales de noviembre. Estos candidatos le huyen a Obama como si tuviera una enfermedad contagiosa.
De tener éxito y lograr que los Demócratas mantengan el control del Senado – algo que no va a ser fácil – Clinton va a tener mucho respaldo de estos políticos.
Por supuesto que falta más de dos años antes de los comicios del 2016 y en política eso es una eternidad. Pero admito que me entusiasma ver a una mujer con posibilidades de ganar la Casa Blanca.


September 18 2014, 12:01 AM Por: Rubén Hernández León

En México, por ejemplo, el programa de visas de trabajo temporal H2 tiene como apéndice a una economía del engaño.
Hay numerosos individuos y organizaciones que se aprovechan de la angustia del indocumentado
La muerte lenta de la reforma migratoria y de cualquier medida de protección contra la deportación a manos del Presidente Obama y el Congreso tendrá múltiples consecuencias. Una de ellas es la continua victimización de los inmigrantes indocumentados a manos de abogados, notarios y tramitadores, quienes seguirán vendiendo la promesa de la regularización migratoria a individuos y familias enteras a sabiendas de que es prácticamente imposible cumplir.
Se trata de toda una economía del engaño que victimiza en especial a los inmigrantes no autorizados. No se trata de unos cuantos individuos de mala fe, sino de un conjunto disímbolo de pequeñas y medianas organizaciones con una presencia constante en el mundo social de los inmigrantes. El resto de la sociedad se entera de la existencia de esta economía del engaño gracias a las exiguas medidas preventivas que toma el gobierno y que por lo general se reducen a campañas de comunicación contra el fraude. O cuando se identifica y sanciona a las empresas u organizaciones defraudadoras y se emprenden los difíciles esfuerzos por restituir a las víctimas el dinero perdido.
En Nueva York se anunció hace unos días un programa de restitución a las víctimas de dos organizaciones—la International Immigrants Foundation y la International Professional Association— que defraudaron a más de 24 mil personas, cobrándoles cuotas excesivas por tramitar permisos de trabajo, residencia permanente y otros servicios. Una característica interesante de esta economía del engaño es que está compuesta por empresas con fines de lucro (digamos, una firma de abogados) y organizaciones no lucrativas (o que al menos se hacen pasar como tales con nombres que sugieren benevolencia y filantropía). Unas y otras pueden sacarle miles de dólares, en pequeñas o grandes cantidades, a un inmigrante desesperado por arreglar su situación legal y la de su familia.
Esta economía del engaño tiene una dimensión transnacional, es decir, existe más allá de las fronteras de un solo país. En México, por ejemplo, el programa de visas de trabajo temporal H2 tiene como apéndice a una economía del engaño. En este caso, se trata de negocios que cometen fraudes masivos, anunciando que pueden tramitar las visas H2 a cambio de un pago de varios cientos de pesos (y a veces de dólares) y la entrega de documentos. Tienen inclusive la osadía de anunciarse en los medios masivos de comunicación.
Tan pronto como los interesados entregan su dinero, estos negocios desaparecen tan pronto como aparecieron, sin dejar huella. Otros negocios realizan engaños a cuentagotas, caso por caso, prometiendo conseguir la aprobación de una visa de trabajo denegada por las autoridades estadounidenses, por ejemplo. En estas situaciones, un solo negocio de tramitadores puede "ordeñar" a un trabajador por docenas de miles de pesos. En México, los operadores de estas empresas saben que la economía del engaño funciona porque la autoridad encargada de regular a los reclutadores—la Secretaría del Trabajo—no hace prácticamente nada para hacer valer la ley y cuentan con que la víctima preferirá irse a casa que quejarse en oídos sordos


September 17 2014, 5:50 PM Por: Dr. Nelson A. Castillo

Dr. Nelson A. Castillo.
En mi columna Consulta Migratoria®, contesto la pregunta de un lector que desea emigrar a los Estados Unidos por medio de su futuro esposo que es gay
Cada caso es distinto y las respuestas varían según el historial migratorio de cada persona. Aquí respondo de forma general a sus dudas. Por favor consulten con un abogado de inmigración para recibir asesoría legal personalizada antes de comenzar cualquier trámite.

Soy gay y entré a los Estados Unidos con una visa de turista. Vine a visitar a mi novio, que es un ciudadano estadounidense. Durante mi estancia en el país, mi novio me propuso matrimonio y decidimos casarnos. Mi futuro esposo tiene la intención de comenzar trámites para que yo obtenga la residencia permanente en los Estados Unidos. Mi estadía legal aun no se vence. Deseo saber si mi futuro esposo puede pedirme sin que yo tenga que salir fuera de los Estados Unidos. –Frank L.

Felicidades por tu compromiso. Es posible que puedas obtener la residencia permanente al casarte con tu novio si llenan los debidos requisitos.

En junio del 2013, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que la sección 3 de la Ley de Defensa del Matrimonio (Defense of Marriage Act – DOMA, siglas en inglés) es inconstitucional. La sección 3 de DOMA era una ley federal que solamente reconocía matrimonios entre personas de diferente sexo.

Debido que la ley de inmigración es federal, DOMA prevenía a las parejas gays y lesbianas que legalmente estaban casadas solicitar la residencia permanente (para obtener la tarjeta verde) a través del matrimonio.

Dado el fallo de la Corte Suprema, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) ahora permite a ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes presentar solicitudes de residencia permanente para cónyuges del mismo sexo.

Para ser pedido por tu futuro esposo, deberán demostrar varios requisitos, incluyendo:

1.    Que están casados y que el matrimonio se llevó a cabo en un país o estado que reconoce a los matrimonios del mismo sexo.

2.    Que tu esposo es ciudadano estadounidense.

3.    Que el matrimonio es real y no hecho solamente para efectos de obtener la residencia permanente.

Como ingresaste legalmente a los EE. UU. y tu futuro esposo es un ciudadano estadounidense, tu podrías solicitar la residencia permanente dentro de los EE. UU.. Deberán presentar una petición para un pariente extranjero y una solicitud de ajuste de estatus simultáneamente como parte del trámite.

Al mismo tiempo, también podrías presentar solicitudes para un permiso de trabajo y un permiso de ingreso anticipado (advance parole, en inglés). Este último te permitiría viajar a tu país de origen mientras tu solicitud de ajuste de estatus esta siendo procesada por el USCIS.

Te recomiendo que consultes con un abogado de inmigración para que evalúe tu caso migratorio cuidadosamente y determine si llenas los requisitos necesarios para solicitar la residencia permanente por medio de tu futuro esposo.

Para más información y consejos de inmigración, lea mi blog www.InmigracionHoy.com.

Envíe sus preguntas a preguntas@consultamigratoria.com.  Incluya información detallada sobre su situación para mejor responder sus preguntas.

El Dr. Nelson A. Castillo es abogado de inmigración y autor de La Tarjeta Verde: Cómo obtener la residencia permanente en los Estados Unidos. Es ex presidente de la Asociación Nacional de Abogados Hispanos y actual presidente del Concejo Vecinal de Westlake South de Los Ángeles. Para comunicarse con la oficina del Dr. Castillo, puede llamar al (213) 537-VISA (8472).

Próximo

ENCUESTA

EDICIÓN ELECTRÓNICA