Tauro

Están surgiendo inconvenientes en tu grupo de amistades más cercanas. Procura mantenerte al margen de las discusiones entre tus amigos. Sostén una actitud imparcial, porque alguien no está siendo sincero contigo.

Ver más
Ver horóscopo
Jueves 10 de enero de 2013enero 10, 2013

Tener buena comunicación, el primer eslabón para la familia feliz.

Buena comunicación, lo mejor para las familias

La comunicación es algo que nos envuelve estemos dónde estemos; sin comunicación el ser humano estaría perdido y no podría haber alcanzado la mayoría los avances que ha logrado durante su existencia como especie. Por ello, tener una correcta comunicación es algo que nos ayuda en todos los aspectos de nuestra vida y, dentro de la propia familia, aún más.

Se ha demostrado que las mejores familias, las que están mejor estructuradas, son aquellas que han conseguido una buena comunicación entre sus miembros. La comunicación nunca debe faltar en el matrimonio pues es algo que crea los fundamentos para tener la mejor relación con la familia. Pese a que a veces no es fácil hablar de ciertas cosas, entre los adultos puede resultar más simple que hacerlo con los niños o con los adolescentes, quienes, paradójicamente, necesitan más de los consejos de los adultos.

Según Child Development , los padres deben tener ciertos aspectos claros en cuanto quieran tener conversaciones con sus hijos. Algunos de los puntos más importantes que se detallan y que cualquier especialista nos ofrecerá son los siguientes:

  • El niño debe entender que sus padres están interesados en él. Es decir, él tiene que saber que los padres se preocupan por él y que quieren entender su mundo. Este punto es uno de los más importantes pues, además de establecer una comunicación con nuestros hijos, conseguiremos que nos tenga más confianza en todos los aspectos.
  • Prestar completa atención a nuestro hijo cuando debamos hablar con él; esto incluye apagar el televisor o bien dejar de hacer lo que estemos haciendo para atender a lo que nuestro hijo nos quiere explicar. Además, si lo hacemos de esta manera, también conseguiremos implantar un buen hábito en nuestros hijos, pues cuando hablemos con ellos, ellos también dejarán de hacer otras cosas para estar más atentos a nosotros.
  • Nunca debemos hacer sentir mal a nuestros hijos. Cuando hagan algo o nos expliquen algo que está mal hecho, no debemos compararlos con otras personas o hacerles sentir avergonzados; más bien al contrario, debemos indicarle lo que no está bien hecho, pero sobre todo, mostrarle distintas alternativas a su comportamiento o actitud.
  • Tampoco debemos ser rencorosos; cuando una cosa está hecha, hecha está. Esto significa que una vez hayamos hablado con nuestros hijos y aclarado la situación, no podemos recordarle cada día lo mismo.
  • Ayudar a nuestro hijo a encontrar la solución a los problemas es otra manera de hacer que éste nos escuche y hacer que valore más la experiencia y consejos de los padres.
  • Nunca debemos tratar a nuestros hijos con insultos o bien cómo si no entendieran las cosas. Es importante que el niño se sienta querido y comprendido para que nos siga ofreciendo su confianza.

Pese a que puede resultar complicado hablar con nuestros hijos, si podemos establecer una buena relación entre ellos y nosotros, veremos cómo la comunicación será mejor y más fluida, lo que nos permitirá controlar y ayudar mucho más a nuestros hijos. Conseguir una buena comunicación entre todos los miembros de la familia hará que estemos todos mucho más unidos.