Virgo

Tu espiritualidad crece si sabes que hay momentos que sólo el poder divino puede intervenir. De todo lo que ha sucedido alrededor de tu persona y en tu vida, debes haber aprendido una lección importante. 

Ver más
Ver horóscopo
Jueves 12 de septiembre de 2013septiembre 12, 2013

Prevenir cáncer de mama: Aprende a reconocer los cambios en tus senos

Detectar el cáncer de mama a tiempo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Te guíamos en tu autoexamen.

El autoexamen de senos debe ser periódico.
Foto: Archivo

Cáncer de mama, tres palabras breves que tocan a la puerta de toda mujer en algún momento de su vida, ya sea por experiencia personal, por una amiga o familiar víctima de este mal o por el simple temor de padecerlo.

Esta neoplasia que representa el 16% de todos los cánceres femeninos puede ser combatida con éxito si se detecta a tiempo. Para prevenir cáncer de mama, debemos aprender a identificar los cambios que se dan en nuestros senos y entender que muchos de los que podamos detectar suelen ser alteraciones benignas comunes entre las mujeres. A continuación te explicamos algunas de ellas:

Cambios comunes, menstruación y embarazo

Existen cambios generales en los pechos que pueden sentirse al simple tacto alrededor del pezón, en la areola y en la parte superior externa del seno. Mientras más años tenga una mujer, más frecuentes serán estos cambios que cesarán tras la menopausia.

La menstruación también altera nuestros senos, pues puede causar inflamación, sensibilidad y dolor, síntomas que desaparecen al culminar el ciclo menstrual.

La gestación provoca que las glándulas productoras de leche se hinchen, pero esto es completamente normal, el cáncer de mama durante el embarazo es un suceso muy raro.

Quistes y tumores benignos

Los quistes son pequeñas bolsas llenas de líquido comunes entre mujeres de 35 a 50 años, por su tamaño no pueden ser detectadas al simple tacto, salvo aumenten su volumen considerablemente, por lo que el examen ideal es con ecografías.

De otro lado, existen tumores benignos sólidos y redondos más fáciles de reconocer al tacto, llamados científicamente fibroadenomas. Se caracterizan por sentirse gomosos y moverse con facilidad, constante entre mujeres en sus 20 y más aún entre las afrodescendientes.

También existen la Necrosis grasa, llamadas en el argot popular 'bolas de grasa', se trata de bultos redondos y firmes que no causan dolor, recurrentes en mujeres con grandes senos o notable sobrepeso.

Finalmente tenemos el fenómeno conocido como Adenosis, referido al crecimiento excesivo de tejidos en los lobulillos del seno, provocando dolor, al ser difícil de diferenciar del cáncer se debe realizar una biopsia.

¿Cómo hacer el autoexamen?

Si aún no has aprendido cómo prevenir cáncer de mama, descuida, que nunca es tarde para empezar a incorporar hábitos que nos pueden salvar la vida, pues, como bien señalan los expertos, existe una correlación entre la falta de exámenes de detección y una gran parte de los casos de cáncer de seno en la etapa avanzada.

El autoexamen es uno de los métodos que debemos incorporar a nuestra rutina, ya que si bien no es determinante para definir si se tiene cáncer de mama, puede ayudar a notar cualquier cambio en los pechos para realizar pruebas más efectivas como la mamografía, el ultrasonido o resonancia magnética. Este didáctico video explica paso a paso cómo llevar a cabo el autoexamen.